Contacta

aquí:

moc.l1604054265iamg@1604054265odanr1604054265oteuq1604054265oc1604054265

O bien deja una nota aquí
( drop a line here)

Notas aclaratorias

El dossier artístico está hecho para la prensa, radio y lugares importantes donde nos quieran conocer sin tener que pisar por la website. Tiene un carácter algo más informativo y neutro. En realidad solamente son las fotos que hay en la website, para descargar, por si las quieren para reseñar y una página en la que cuento un poco quiénes somos y de dónde venimos y hacia dónde no queremos ir. También hay una lista de las mejores canciones, que con una búsqueda simple en google o en esta webiste las podrán encontrar. El dossier queda muy bien, es una carta de presentación formal. También podéis usar las fotografías para decorar el fondo del escritorio, como wallpapers. No sé me ocurre nada más. Bueno, sí, que las imprimáis a tamaño gigante para hacer pósters o pegatinas. Y bueno, hablando de todo un poco, nos hemos hecho camisetas nosotros con el logotipo. Podéis usarlo para hacer camisetas, hay en internet infinitud de websites que hacen camisetas con imágenes personalizadas. La verdad es que está muy bien, queda curioso, eso de llevar una camiseta de un grupo que nadie conoce pero que suena muy bien. Esas son las buenas camisetas. Contacta con nosotros si te hiciste una camiseta con nuestro logo o con las fotos en las que salimos Félix, Ricardo y yo, Coque, el que escribe estas líneas tan abruptas a las 8:26 de la mañana de un miércoles de agosto mientras suena Bryan Adams y su I’ll do it for youuuuuuuuuuuuuuuuu. Eran otro tipo de ingredientes, en esa época se estilaba el grunge aún. De repente la guitarra eléctrica irrumpía con su potencia, como hacía Nirvana. Todo el mundo usaba ese recurso tipo Carl Orff en Carmina Burana.

Es curioso como cada época, cada década, cada lustro tiene su propia marca. Su propio género musical, su estilo. Sus ingredientes. Eso sucede porque cuando algo pega fuerte, vienen hordas de imitadores a la cresta de la ola a crear algo “innovador”. Ahora todo el mundo sabe qué es lo que suena a 2020, y no descarto intentar imitar esos sonidos con esos ingredientes, la verdad, es sencillo. Hay incluso mixes de canciones míticas llevadas al trap. Curioso como se utiliza ahora la batería con ese hit hat a toda velocidad maquinizada. Es la marca de la modernidad, bueno, del 2020. Supongo que también el autotune descarado. La falta de melodía en la voz, casi rapeando, en una línea melódica plana, con actitud desenfadada. Y últimamente se llevan las canciones con casi susurros en la voz. Hablándole al micrófono desde muy cerca. Eso en un estribillo. Sí, esa es la marca que identifica a una canción actual. Ah, también utilizan samples raros, sonidos pregrabados de librerías o sintetizadores extrañísimos. Cuanto más extraño suene el sonido, mejor. Es una vuelta a los ochenta, a la new wave, pero con dos vueltas de tuerca porque cada vez suenan sonidos más originales que suenan a futuro gracias al avance de las tecnologías y los sintetizadores. Hablando de eso, quizás de para otro escrito, la inteligencia artificial comienza a crear canciones, ya hay desde hace unos años generadores de canciones automáticos. Ese es el futuro que nos espera. Y sus resultados suenan, la verdad es que suenan. Pero bueno, lo importante es participar, no somos nada ante los algoritmos. Somos la última ola de música realizada por seres humanos. Por músicos. Escondidos, porque solo pueden asomar las orejas los que sacan más de 9.7 en el examen. Pero bueno, aquí generando canciones notables, seguiremos en pie, rompiendo el viento, inteligencias artificiales, la afrenta de la ignominia que dejaría el silencio y la nada. Anormalizando la nada, como en aquel libro interminable.

 

Coque Tornado

YouTube