Coque Tornado

EL 23 de Octubre apareció por arte de magia un nuevo ep de cuatro canciones Puedes escucharlo por ejemplo, en spotify (hay más opciones de todas maneras):

Página oficial del grupo de power pop

Quizás el estilo de música sea power pop por las referencias a los Beatles, pero también tiene mucho de post punk ochentero, y de indie rock actual, por llamarlo de alguna forma. Mejor pásate a escuchar.

Click
Reproducir vídeo

Upcoming Shows

En un futuro no muy distante empezaremos a dar conciertos online por instagram y youtube. Estad pendientes de las noticias en las redes sociales. Quizás demos también alguno por España. Aquí hay uno online, el primero, el de prueba, a ver qué tal.

Las camisetas que llevamos van así con estoo
Internet
XX octubre 2020 (avisamos por email al club de fans)
en Instagram y youtube
Coque tornado y los terremotos

noticias

El "In your heart" salió el 1 de agosto.
Desde el 21 de agosto está el "para qué".
El 23 de octubre apareció el EP "Tus Canciones"

últimos temas

Music gives soul to the universe, wings to the mind, flight to the imagination.

bio

"Coque Tornado y los Terremotos" es un grupo del sur de Madrid de esos que no los conocen ni en su casa, que no salen en las radios ni en los telediarios. Su género antes era grindcore industrial pero después del confinamiento y haber visto varias series tipo Ana de las tejas verdes, acabaron permutando a un alt post punk nada convencional con toques de cumbia en algunas piezas todavía no lanzadas al mar de redes. La movida la compone Coque en su estudio y la interpreta junto con Félix y Ricardo, los Terremotos, buenos músicos locales y mejores personas, para así poder defenderla en directos al aire libre, diáfanos y sin cuerdas de repuesto, allá donde nos llamen, o en línea, que parece que es el futuro. El 21 de agosto ha aparecido una canción nueva llamada "Para qué" en las redes, con su videoclip hecho con un móvil. Es estilo pop alternativo con tintes 80's y un sinte. En septiembre saldrán varios temas power pop. Y así todo el rato.

Entrevista

Hablamos con Coque sobre su nuevo proyecto Coque Tornado y los Terremotos y como es ser emergente en España.

“Los músicos creamos música, pero para mucha gente somos inversiones de alto riesgo.”
Fede Dávila – De la revista digital argentina “Lo Artesanal Rock”

¿Cómo forma actualmente Coque Tornado y los Terremotos?

Con Jorge (Coque) a la guitarra, piano y voz principal; Félix al bajo y coros; Ricardo a la batería.

¿Cómo arranca la banda?

La banda como tal en julio, después de lanzar un directo en Instagram en el que concluía con que iba a colgar la guitarra por lo imposible que está todo ahora en la nueva normalidad. Alguien lo vio y me puso en contacto con Ricardo el baterista. A Félix le llamé, era un músico que conocía mi proyecto y parecía interesado. Vio como remezclaban y remasterizaban Electricidad, y la verdad es que esta nueva versión sonaba muy bien. La tengo solamente en el Bandcamp subida por ahora.

El proyecto arranca en noviembre del 2019, obtuve una pequeña beca para creadores de música popular que me alentó a volver a crear canciones. Eso, aunado a ver a los Carolina durante un rodaje, activaron mi piloto automático musical y tuve que ir a una tienda de música a comprarme un bajo eléctrico para poder empezar a componer y grabar.

“Tornado”, “Terremotos”… ¿cómo surge su nombre?

Tornado es el típico apellido de los músicos de rock de los inicios de los sesenta. Jimmy Thunder, Johnny Storm… suena a eso. Es un apellido de rock. También Coque Tornado suena a Carlos Tarque, por la sinergia del nombre. Se lo dije, por cierto. Me sonaba muy a rock. Además, busqué algo que fuese ingenioso, si lo juntas suena “coqueto”. Que no lo soy, pero en la contradicción, con un tornado después para acentuar el contraste está la gracia. También tornado por un poco una serie en la que estaba actuando, que el protagonista tocaba en un grupo llamado Los Truenos. Y bueno, también por el hecho de vivir en Toledo, Tornado y Toledo se parecen bastante. Ah, y por un grupo de Toledo, los Human Tornado, ya extintos, que, gracias a ellos, en un grupo en el que estuve tocando de teclista, creo recordar en una reseña para un fanzine, me presentaron como Jorge Tornado, quizás haciendo un guiño al grupo mentado, o porque eran del palo sixties. Y bueno, el nombre Tornado es por más cosas. Coque por lo de Coque Malla, que también suena a rock. Coque es Jorge aquí en España, no sé si allí también funciona igual el cambio.

“Y los terremotos” fue el nombre que me propusieron ellos. Buscaron fenómenos meteorológicos y el que venía justo después era ese. A mí me impactó, ya que al ser ellos el bajo y la batería, suena muy rimbombante, muy a graves, a golpes, a que tiembla la tierra. Cuando fui al último concierto de los Héroes del Silencio parecía que había un terremoto en el suelo gracias a esos dos instrumentos. Nunca olvidaré la sensación.

Tenían muchos más nombres, pero este era el más elegante, que por cierto me recordaba a Chicho Terremoto. Y el rollito tornado y terremoto queda curioso. Félix podría ser el tornado al tocar tan rápido y Ricardo los terremotos si te fijas.

El rollo “y los” es muy de los ochenta, que había muchas bandas así. Queda vintage y poco comercial, porque no quiero entrar en ese club.

¿Cómo se describirían desde lo musical?

Depende de la canción. Unas suenan a post-punk, otras a pop naif, otras a cumbia-pop y otras, ya en las grabaciones de estudio, a tecno pop. Me dijo Alex Cooper que suena a grupos de estos últimos 10 años con influencias ochenteras.

Intento evitar la palabra indie, porque es que no exiten los indies, no existen. Es todo una mentira. Es el nuevo pop-rock. La música independiente o indie, desapareció allá por el 2005. Dejó de ser un género de música escondida.

Más allá de la situación actual, ¿cómo ven hoy la escena emergente española?

Pues si te digo la verdad, a veces escucho nuevas propuestas que me sorprenden, pero son una rara avis. Es como si las “mayors” fagocitaran con sus payolas en Spotify todo intento de asomar la cabeza a esas bandas emergentes. El caso es que hay cierto desánimo, ya no se escucha rock, las guitarras eléctricas desaparecieron de la radio española si te fijas bien. La escena emergente no la sigo al dedillo, pero conozco a muchos músicos de Madrid que intentan hacerse un hueco desde hace muchos años, con discos y miles de conciertos a sus espaldas y bueno, siguen ahí, escondidos. La música emergente española es música escondida. Pero viva. Algún día se tendría que hacer un documental sobre este fenómeno tan extraño.

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación, pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿creen que cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

No. Te puedes hacer tus canciones. También las puedes enviar a todas las plataformas digitales del mundo. Puedes publicarlo en redes sociales, con videoclip y todo. Pero llegamos al muro. Por un lado, la saturación de información en la sociedad del entretenimiento, bombardeados de estímulos cada minuto, no tengo tiempo para “nuevos grupitos” me decía una amable compañera de trabajo. Antes, te comprabas un disco y lo adorabas durante tres días. Hoy al haber barra libre de música, esta no se valora y te dura el entusiasmo lo que dura un disco, porque claro, hay tanto por descubrir… y pasas al siguiente. Por otro lado, las payolas, o sea, las empresas que compran radios y listas de reproducción para colocar la canción de su “músico” hacen imposible meterse en esos jardines. Y así acaba la música independiente, oculta.

O sea, que al final es lo mismo de siempre, tienes que sacar un temazo brutal o tener cierto éxito para que una empresa apueste por ti y te lance con su energía maravillosa por la ventana del hotel ostracismo en el que los músicos que no producimos bien las canciones nos quedamos. La clave está en la producción, eso es, la última fase de la grabación, la que deja bella la canción, niquelada, casi perfecta, pulida, que no desentone justo después de una canción realizada por un músico profesional cuando aparezca en la radio. Ya no hablo de estilo musical, solo de calidad. Me he ido por las ramas.

Respondiendo a lo de las redes sociales y tal, no estoy tan seguro. No lo he comprobado aún. Bueno sí. Es muy difícil. Depende de si es bueno el videoclip o no. O tampoco. Porque hace poco vi en el telediario un videoclip muy básico con una canción más básica aún y me preguntaba cómo llegó al telediario. O sea, que al final es lo de siempre, empresas que empujan por debajo. Los músicos creamos música, pero para mucha gente somos inversiones de alto riesgo. No se puede progresar habiendo inversores eclipsando. Al final es lo de siempre, que te unja con el dedo divino un inversor de esos. O serás un grupo que no conocen ni en su casa. Menos mal que ustedes existen, sin pedir nada a cambio. Es una locura lo que hay ahí afuera.

¿Qué nos pueden contar sobre su nuevo material?

Está guay me dicen Ricardo y Félix. Ya estamos preparando 3 canciones de la nueva hornada. La verdad es que tengo como diez nuevas canciones casi listas, ya grabadas, preparadas para mezclar y masterizar. Y claro, como soy un ser humano, tardo lo mío. Son temas muy en la línea de electricidad, la única que me dio tiempo antes del azote del Covid. De súbito me vi en casa confinado, sin acceso al local y solo tenía casi acabada esa canción así que la lancé como quedó al mar de redes.

Las nuevas tienen muchos ingredientes de Los Beatles, o a incluso a un grupo español bastante indie llamado Cola Jet Set. La nueva remesa de canciones se mueven un poco en ese estilo, pero intentando innovar, metiendo ritmos de cumbia o sintes ochenteros molones. Vamos, una mezcla de ingredientes que al final ufff… chas… aparecen canciones preciosas. Sobre las letras no hay un hilo argumental que las una, pero sí que intentaban llegar a alguien. Siempre hay un mensaje. Y eso las convierte en más humanas, desgarradoras o al menos interesantes. Antes no, por ejemplo, la canción Azul la lluvia la compuse de forma artificial, tirando de topicazos. Estas son más naturales, quizás sin llegar a la poesía, pero con mensajes muy contundentes. Hay una que reivindica algo que a todo el mundo no se le ha pasado por la cabeza. Cuando salga sabréis cual es.

Componés vos e interpretás en banda, ¿es una realidad inmutable o si mañana viene alguien más con un tema o una idea se la trabaja de la misma manera?

Que se jodan, les dije que pondría. Pero no es plan. A ver, son más jebis que una lluvia de hachas. Todo lo que proponen es jebi. Eso por un lado. Y remarco, les gusta el grupo. Luego no es un grupo de indie. Lo encasillaría en post-punk o pop alternativo más bien. Ellos no escuchan indie.

Por otro lado es que tengo la máquina de hacer canciones con quince en la cola de espera para masterizar/mezclar/pulir. Además, tengo alguna que otra canción que me gustaría volver a grabar o inéditas que siempre quise grabar.

Además, como siempre que monto una banda acaba en pandemia el planeta tierra y nos encierran en nuestras casas, no puedo depender de más personas a la hora de avanzar. Me ha pasado en otras formaciones de componer algo y ellos decirme que esas canciones no las podría tocar nunca más fuera de la banda. O bandas en las que estuve en las que me invité a pirarme y continuaron interpretando canciones que había trabajado muchísimo (estructura armónica, forma, arreglos de coros, solos de piano) durante años, con cierto éxito. Estoy en otro rollo ya, otra movida, querría desentenderme de tener que crear una simbiosis bilateral con más músicos. Esto, si por lo que sea no funciona (un meteorito), seguirá funcionando porque soy el loco-motor que continuará haciendo canciones hasta el amanecer. Con los Confinados, con los Terremotos o con los Futuros. De todas maneras, no creo que sea tan estricto, si ellos o una nueva persona maravillosa que entre al teclado me proponen un temazo que emocione hasta el punto de gritar ¡como mola!, pues no me voy a negar intentarlo la verdad.

A los grupos de música reconocidos hay veces que les hacen las canciones los Ghostwriters, que son músicos en la sombra que se dedican a eso, a componer para bandas o incluso a EDM. En este caso yo sería un ghostwriter para los Terremotos.

Estamos todos de cuarentena, guardados. ¿Cómo lo llevan? ¿Arman ensayos desde sus casas o juntadas virtuales a tocar un poco? ¿Planean algo especial (y a la distancia) para los seguidores?

Aquí en España no estamos “confitados” desde junio, peeero el lobo asoma las orejas. Así que lo llevamos, yo al menos, con cierto desánimo. Ensayamos en el local con mascarillas y pensando en que quizás sea el último ensayo hasta mucho tiempo porque entremos de nuevo en confinamiento. O que a alguien le suceda alguna movida muy cercana relacionada con la pandemia que le afecte. Tampoco vemos que haya muchos conciertos ya que la gente no sale tanto como antes, podríamos intentar alguno al aire libre, pero al ser nóveles no habrá mucho para elegir, todavía no tenemos el setlist preparado del todo, ya tenemos eso sí 9 miradas, por lo que podríamos técnicamente dar un concierto ya, offline u online. La nueva normalidad. Así que nos moveremos por internet para dar conciertos en YouTube/Instagram. Seguidnos @coquetornado. Teníamos planeado un concierto el 5 de septiembre online, lo que no sé es si podremos ir al local a tocar, por lo del virus mundial y tal. Da para peli esto.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus novedades?

Ya lo dije antes, jajajja. Tenemos una web. Y @coquetornado en casi todas las redes sociales. En Spotify y similares si buscas “Coque Tornado” encuentras los discos. 21 de agosto sale una canción nueva llamada “Para qué”, con clarinete sintetizado, muy innovador él. Y ya a mediados de Octubre saldrá un EP con 3 nuevas canciones que ya estamos ensayando para la presentación del disco. Y en octubre otra más. Y en noviembre otra más. Y así.

YouTube